Me invitaron a un Quince

Tengo 19 años, no tuve fiesta de Quince, y ya comprenderán cómo me emociono cuando se trata de vestidos.

Cabe aclarar que no tuve fiesta de Quince porque no quise; en ese tiempo no era mucho de las niñas que disfrutaban la juerga.

Esta semana me invitaron al Quince de una amiguita, y lo primero que pensé fue: “¡Wow, qué linda tarjeta!” Es que hoy en día, las tarjetas de quince muchas veces son CUALQUIER COSA, menos un reflejo de una linda fiesta en la que pasas a convertirte en toda una señorita.

Pues bien, después de ver la tarjetita en mis manos, tenía la duda de si ir o no ir. A mis 19 años, no estoy tan tía como para no ir; pero tampoco es mi ambiente natural! En realidad, los tiempos en los que yo tenía quince años han quedado muy atrás, y de hecho en estos años las cosas han cambiado un poco.

Entonces, comencé a buscar algunas ideas, y encontré cosas muy buenas tanto para la quinceañera tonera como para las chicas ya mayorcitas.

ALGUNAS RECOMENDACIONES

Esos incómodos vestidos vaporosos -digo incómodos porque es imposible sentarte con ellos- ya quedaron en el pasado. Busca siluetas sencillas y ligeras, las cuales te permitirán divertirte y bailar sin complicaciones.

Los vestidos pegaditos que cortan la circulación sanguínea tampoco los recomiendo. Si piensas bailar toda la noche, ¿no crees que es un poco incomodo?

Ojo, que cuando digo que busques vestidos ligeros, no te digo que te limites a siluetas simétricas y estructuradas. Una buena opción de vestido ligero y cómodo es un vestido asimétrico con falda de gasa o algún material similar.

Debes tener un vestidito negro en tu armario. Ajá, el LBD (little black dress) es la salida más rápida cuando se trata de eventos en los que hay que ir un poco más arregladita. Tenga la silueta que tenga, procura que no sea strapless; con manga corta, tres cuartos o cero, te resultará mucho más versátil. ¡Créeme!

Y para ti, jovencita entre 15 y 17 años, en la medida de lo posible, procura adquirir un vestido colorido y juvenil.

En todo caso, puedes inclinarte por una tendencia más vintage-pin up -que me encanta- y atreverte con estampados más audaces y dulces.

Si estás en mi situación y te sientes un poquito fuera de lugar porque eres un poquitín mayor, opta por un vestido de color, corto y llano. Este tipo de vestidos resultan una excelente inversión y la mejor salida para esos eventos que salen de un día para otro.

Estos vestidos van más con tu edad, pero no dejan de ser modernos y divertidos 🙂

¿Ya encontraste el que va contigo? ¿Cómo prefieres ir vestida a un quinceañero?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s